BEELAND no solo contribuye a la supervivencia de la abeja como especie, sino que garantiza que se mantengan o aumenten los niveles de polinización, tanto de la flora silvestre como de la agrícola, fundamental esta última para la alimentación humana. Como ya es sabido, las abejas melíferas son el agente polinizador más importante del mundo. Sin ellas desaparecerían la mayor parte de las especies vegetales y animales que existen en la actualidad.
Otra parte de nuestro trabajo va destinado a elaborar estudios científicos para atajar el problema que merma la población de abejas; denunciando y retirando aquellos elementos condicionantes y promoviendo soluciones alternativas. Hoy en día están identificados algunos productos causantes del Síndrome de Despoblamiento (Colony Collapse Disorder), destinados principalmente a la agricultura extensiva y fabricados por los grandes monopolios agroquímicos.